Prevención y tratamiento del Cáncer cutáneo

El cáncer de la piel es una de las enfermedades más comunes en la actualidad. Varios estudios hechos por la organización mundial de la salud, han confirmados que al menos unas 5 mil personas anual son diagnosticadas con cáncer de piel no melanoma solamente en España.

Aunque la causa principal de esta enfermedad es la susceptibilidad genética, existen otro agentes responsables de la aparición del mismo, como lo son la exposición prolongada a las radiaciones UV, o algún tipo de sustancias químicas, inflamaciones delicadas en la piel, entre otras causas.

Sin embargo existen maneras de prevenir y tratar el cáncer de piel, y en este artículo te mostraremos como.

Prevención del cáncer cutáneo

Para empezar, una de las cosas más efectivas para protegernos del cáncer de piel, es evitar a toda costa la exposición prolongada a los rayos del sol y demás luces UV. Esto es aplicable aunque sea en época de invierno.

La prevención del cáncer cutáneo debe empezar desde una edad temprana, ya que, a lo largo de los años, se ha demostrado que la mayoría de los daños que recibe la piel se producen antes de que la persona adquiera los 18 años de edad.

  • Protege tu piel con la ropa. Considera el uso de ropa con mangas largas y de tejido estrecho, además de complementar con un sombrero y unas gafas de sol con absorción de un 100 x 100 o por lo menos de 99 contra los rayos UV. Asegúrate de cubrir las áreas más susceptibles, como lo son el cuero cabelludo, el rostro y el área de los hombros.

  • Utiliza protector solar. Con el deterioro de la capa de ozono, los rayos del sol son más intenso, así que siempre que tengas que salir, usa protector solar con un factor de 15 como mínimo, y aplícalo en todas las áreas que se vean expuestas al sol. Por otro lado, ten en cuenta que muchas veces al sudar o mojarte esta pierde eficiencia, así que debes colocártelo nuevamente.

  • Evita el uso de cabinas bronceadoras. Como te hemos ido explicando a lo largo del artículo, la exposición prolongada a los rayos UV es uno de los principales contribuyentes a la aparición del cáncer cutáneo, razón por la cual los profesionales de la salud de la piel recomienda evitar la exposición.

Tratamiento para el cáncer cutáneo

  • Escisión simple. Este procedimiento se basa en la extracción del tumor y también de los tejidos que hayan sido afectados. Este es un de los métodos más comunes para tratar el cáncer cutáneo.

  • Criocirugía. Por medio de un líquido de nitrógeno se solidifica y extermina las células.

  • Cirugía de Mohs. A través de este método, el medico suprime la capa de piel que ha sido dañada por la enfermedad, para luego separar el tejido presente alrededor del mismo y compáralos en el microscopio.

  • Electrodesecación. En este caso, se raspa el tejido con el fin de arrancar el tumor, posteriormente, con la ayuda de una aguja eléctrica se atiende el área donde estaba ubicada la mancha, para así acabar con las células cancerosas que resten.

  • Quimioterapia. Normalmente el tratamiento utilizado para este procedimiento es el fluorouracilo, que al ser usado como un medicamento, alcanza las células más próximas a la parte superior de la piel, razón por la cual es aplicada solo en caso de tumores premalignos.

  • Radioterapia. Este procedimiento se basa en la utilización de radiación, para acabar con las células cancerosas. Tiene una duración de pocos minutos y no causa dolor al paciente.

Tratamiento con láser para combatir el cáncer cutáneo

A través de una luz de alta potencia, se minimizan o destruyen tumores cancerígenos y también se evita el desarrollo precanceroso.

Los procedimientos con láser muchas veces se aplican solos; sin embargo, en la mayoría de los casos, se combina con otros métodos, como lo es la radioterapia, la cirugía y la quimioterapia.

Por otro lado, el láser también puede ayudar a minimizar el dolor, la inflamación e impedir la dispersión de células cancerosas, luego de una intervención quirúrgica al sellar tanto las terminaciones nerviosas como los conductos linfáticos.