¿Qué es la rosácea y cómo tratarla?

Se trata de una enfermedad que afecta la piel del rostro debido a una inflamación crónica de la misma, que causa el enrojecimiento de áreas como las mejillas, frente, nariz y rara vez en el pecho.

Quienes padecen de esta enfermedad presentan síntoma tales como: enrojecimiento, ardor, picazón e incluso, pueden surgir algunos granitos que dan la impresión de ser acné, pero no lo es. Estas personas parecen estar siempre ruborizadas, aunque también hay casos donde el enrojecimiento es temporal.

En cuanto las causas de esta enfermedad, no se conocen con exactitud, pero puede ser debido a la exposición prologada a los rayos solares, precedentes familiares o debido a una infección en la dermis.

Tratamiento para controlar la rosácea

Se debe tener claro que no existe una cura para la rosácea, pero si puede ser controlada al disminuir sus síntomas y signos. Por lo general el tratamiento consiste en una unión de cuidados para la piel y medicamentos prescritos por un profesional.

Medicamentos

El tipo de medicamente va depender según los síntomas que el médico vea presente en cada paciente. Entre los más recetados se encuentran:

  • Para disminuir el enrojecimiento. Según algunos estudios que se han realizados recientemente, han demostrado que la brimonidina es muy eficiente en este aspecto. Se administra en el área a tratar como un gel y en doce horas ya es posible observar el resultado. Claro está, este se debe tomar con frecuencia para un mejor resultado. Otros medicamentos eficaces para disminuir el enrojecimiento son el metronidazol y el ácido azelaico.

  • Antibióticos vía oral. Estos son muy eficientes para disminuir ciertos tipos de bacterias, pero es muy posible que cuando se trata de esta enfermedad, puedan luchar contra la inflamación de la misma.

  • Isotretinoína. Si padeces de rosácea avanzada que sea inmune a otras formas de tratamientos, es posible que el médico recomiende el uso de la isotretinoína. Esta es un tratamiento vía oral potente, que combate el acné, y en el caso de la rosácea parecida al acné la desaparece. No debe consumirse durante el periodo del embarazo.

Terapias

El uso de laser como terapia, puede ser muy eficaz para disminuir el enrojecimiento e inflamación de los vasos sanguíneos. Otras alternativas que también se pueden usar son, el sistema de luz pulsada, la dermoabrasión y la electrocirugía.

Tratamientos caseros y modo de vida

Las recomendaciones que te daremos a continuación, te servirán de gran ayuda para disminuir los signos y síntomas de esta enfermedad.

  • No te expongas a los desencadenantes. Asegúrate de reconocer que cosas hacen que empeore más la enfermedad y evita por completo exponerte a ellas.

  • Cuida tu rostro. Una de las cosas que sin duda alguna ayudará a mantener tu rostro más protegido, es el uso diario de bloqueador solar, el cual se recomienda que sea de un mínimo de 30; además también puedes usar sombreros, evadir el sol del mediodía y en las temporada de invierno, considera usar bufandas.

  • Se cariñoso con tu piel. Evita tocar o frotar mucho tu cara. Utiliza un limpiador que no incluya jabón y procura humectar siempre que sea posible tu cara. No uses productos que irriten la piel o contengan alcohol.

  • Realiza masaje facial diariamente. Este puede contribuir a que la inflamación e hinchazón bajen. Puedes realizarlo usando tus dedos para hacer movimientos circulares desde el área central de la cara hasta llegar a las orejas.

Tratamiento con láser para combatir la rosácea

  • Laser. El uso de laser como terapia, puede ser muy eficaz para disminuir el enrojecimiento e inflamación de los vasos sanguíneos.

  • Luz intensa pulsada. Este es uno de los métodos más frecuentes para tratar la rosácea. Con esta luz de alta intensidad se trata directamente los vasos sanguíneos que se han dilatado, haciendo posible la reducción de los mismos.